Agua y salud

Enfermedades del agua

Directamente asociada a nuestra salud está la calidad del agua que tomamos.
El agua contaminada determina la aparición de innumerables enfermedades que afectan a muchas personas en el mundo. La gran dependencia que tenemos del agua y la frecuencia con la que la utilizamos hacen que sea el medio ideal para transmitirse de una persona a otra.

Se ha comprobado que en los países menos desarrollados, más del 80% de las enfermedades tienen su origen en la carencia de agua o en las condiciones insalubres de la misma.

¿Agua enemiga?

El agua es nuestra mejor amiga siempre y cuando la utilicemos responsablemente y sepamos los peligros de beberla cuando no es potable. Algunas de las enfermedades asociadas a ella son: dengue, malaria, esquistosomiasis y cólera.

El cólera es conocida por ser la enfermedad de las manos sucias y el agua contaminada. Penetra en el cuerpo a través de la boca cuando se toma agua o alimentos contaminados por heces donde está presente la bacteria que produce la enfermedad. Provoca diarrea y vómitos, y si no es detenida a tiempo, puede provocar la muerte, especialmente en los niños más pequeños.
Tengamos en cuenta algunos consejos para evitar el cólera y la mayoría de las enfermedades relacionadas con el agua:

  • Si el agua es de pozo y poco confiable, hervirla durante 3 a 5 minutos en un recipiente limpio y tapado. Conservarla de la misma manera.

  • También podés agregarle dos gotitas de lavandina concentrada cada litro de agua y esperar media hora antes de consumirla.

  • Hacé lo mismo con el agua que usés para lavarte los dientes.

  • Lavate las manos muy seguido, y siempre antes de comer y después de ir al baño.

  • Nunca tomés ni comás nada sin asegurarte que esté en adecuadas condiciones. Los alimentos contaminados pueden transmitir el cólera.

  • Lavá bien las frutas y verduras que se comen crudas con agua potable.

  • No te acerqués a la basura y decile a tus padres que denuncien basurales y baldíos descuidados.

¿Sabías que...?

Durante el siglo XIX las epidemias de cólera abundaron en Europa y los Estados Unidos, hasta que mejoraron los sistemas de distribución de agua potable y los desagües. En 1854, el cólera provocó cerca de 150 mil muertes en Francia, y entre los siglos XIX y XX, siete epidemias causaron la muerde de centenas de miles de personas.